El presidente de Puertos del Estado protagoniza el primer encuentro presencial organizado por ProSevillaPort desde el inicio de la pandemia

El presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, ha protagonizado el primer encuentro presencial organizado por ProSevillaPort desde el inicio de la pandemia. Toledo ha reflexionado sobre ‘El nuevo marco estratégico del sistema portuario’ ante medio centenar de profesionales y empresarios, acompañados de Antonio Muñoz, teniente de Alcalde delegado del Área de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla; Rafael Carmona, presidente de la Autoridad Portuaria hispalense; Rafael Porras, presidente del Consejo de Administración de RTVA; el director del Puerto de Sevilla, Ángel Pulido; y el presidente de ProSevillaPort, Augusto Jannone.

El “reconocimiento a las Comunidades Portuarias por su trabajo durante la pandemia” ha marcado el inicio de la intervención de Francisco Toledo en el Almuerzo-Coloquio organizado por la Asociación para la Promoción del Puerto de Sevilla, ProSevillaPort, que ha tenido lugar en el restaurante Muelle 21, y que pretende ser el primero de muchos encuentros presenciales organizados por la entidad en los próximos tiempos.

Augusto Jannone, presidente de la asociación, ha sido el encargado de inaugurar un acto conducido por el gerente, Simón Onrubia, en tanto que el presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Rafael Carmona, ha realizado la presentación del ponente.

Tras constatar la pérdida de tráfico ocasionada por el Covid, de un -8,6% en mercancías y un -64,5% en pasajeros -el de Sevilla es uno de los puertos que mejor ha resistido gracias a su diversificación-, Toledo ha desglosado las medidas de apoyo tomadas por el Gobierno para la comunidad portuaria: rebaja de tasas y aplazamiento de pagos en 2020, y rebaja de tasas en 13 autoridades portuarias en 2021, que han representado un montante de 32 millones de euros.

Asimismo, se han promovido bonificaciones estratégicas para los servicios marítimos regulares con Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla. Para el futuro se prevén nuevas rebajas de tasas, sujetas a objetivos de sostenibilidad. En el primer cuatrimestre de 2021 la caída respecto a 2019 ha sido muy leve en mercancías (-0,2%) y más acusada en pasajeros (-51,1%).

Incertidumbres

En el marco de las tendencias globales, ha remarcado Toledo una serie de incertidumbres que condicionarán el futuro del sistema portuario a corto plazo, entre otras, Brexit, trabas arancelarias, guerra de divisas y conflictividad bélica.

A medio-largo plazo ha subrayado los cambios en el mix energético a escala mundial; el crecimiento del comercio electrónico, sostenido en la venta directa a hogares con base en plataformas digitales; la relocalización del capital, con una aproximación de los centros de producción a los mercados actuales y emergentes de consumo, sujetos a una logística tensa; transformación hacia la economía 4.0, basada en sistemas ciber-físicos con inteligencia aplicada; o las nuevas pautas de producción/consumo sostenible, con un especial protagonismo de la autoproducción/autoconsumo con base en la economía circular.

A lo largo de las últimas décadas, coincidiendo con los diferentes ciclos económicos se han producido crecimientos y caídas en el tráfico de mercancías y pasajeros, cuyo último hito destacable es el frenazo experimentado en 2020, fruto de la crisis sanitaria.

Contexto actual

En el contexto europeo, España es el país líder en tráfico de contenedores, lo cual, no obstante, “no le garantiza seguir siéndolo en un mundo tan cambiante como el actual”, donde “el puerto marroquí de TangerMed es un claro ejemplo de la gran competencia existente”, ha subrayado Toledo.

El ponente ha reflexionado también acerca de los procesos de concentración existentes a día de hoy en el negocio del transporte marítimo, y cómo este tiene una serie de consecuencias para todos los agentes intervinientes. Entre los operadores de transporte marítimo las consecuencias más notables son la concentración de rutas, con conexiones marítimas fuertemente jerarquizadas; gigantismo de los buques, concentración empresarial, integración en grandes alianzas, colaboración integral en bloque a gran escala en caso de crisis, integración portuaria e integración hacia el cliente final (servicio logístico ‘puerta a puerta’ al cargador o cliente final), entre otras.

Tras dibujar el escenario actual, y constatar de nuevo el liderazgo europeo de España, insiste Toledo en la necesidad de no caer en la autocomplacencia: “Hay que adaptarse a los cambios y, si es posible, liderarlos”.

En este sentido, ha insistido en que los puertos españoles en la era post-Covid necesitan “adaptarse a los cambios, modernizarse, innovar, marcar tendencias, cooperar, apostar por la sostenibilidad, ser sincromodales y seguir ganando competitividad”.

Marco estratégico

A partir de aquí, ha desglosado el Marco Estratégico que define los puertos que España quiere tener en 2030 y cuyo contenido ha sido valorado positivamente en una ronda de consultas realizada a 26 asociaciones del sector, 12 oferentes y 14 demandantes de servicios portuarios.

Tres son las dimensiones del modelo de desarrollo de la Estrategia: económica (actividades), ambiental (entorno) y social (institucional), que giran en torno a siete criterios básicos de actuación: eficiencia, conectividad, digitalización, innovación, sostenibilidad, seguridad y transparencia, todos los cuales derivan a su vez en una serie de líneas estratégicas. Al mismo tiempo, dichas líneas estratégicas tienen su impacto en un total de 13 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas.

Dichas líneas devienen en cada caso en una serie de objetivos generales de gestión, hasta un total de 56, que a su vez se traducen en unas metas cuantitativas de aplicación y evaluación en cada puerto, para su consecución entre 2022 y 2030.

ABC de Sevilla (edición en papel)

ABC de Sevilla (edición online)