La incorporación de la asociación permitirá reforzar la cooperación para defender los intereses de las compañías que integran la comunidad portuaria hispalense

La Confederación de Empresarios de Sevilla (CES) ha aprobado en su Asamblea General la incorporación de la Asociación para la Promoción del Puerto de Sevilla (ProSevillaPort), lo que permitirá reforzar la cooperación y las sinergias entre ambas organizaciones con el objetivo de defender los intereses de las compañías que integran la comunidad portuaria hispalense.

Con ello, además, se dará una mayor visibilidad y protagonismo a la labor de las empresas que operan en el Puerto de Sevilla, que constituyen un gran pulmón económico por su capacidad de generación de empleo y riqueza, con una aportación del 3% al Producto Interior Bruto (PIB) provincial y de alrededor del 1% al regional.

Actualmente, ProSevillaPort cuenta con casi cuarenta asociados de distintos sectores, desde la propia actividad portuaria y de tráfico de mercancías, hasta los ámbitos logístico e industrial, pasando por el ocio, el turismo y otros como la arquitectura o la ingeniería. Entre los objetivos de la asociación, figuran mejorar la competitividad, reducir la presión fiscal, atraer nuevas compañías al recinto, dinamizar el negocio y promocionar los intereses generales del Puerto.

En la Asamblea General de la patronal sevillana, se ha realizado un balance de la situación de la economía provincial y se han detallado los retos del actual ejercicio, al tiempo que se han reclamado medidas urgentes para paliar los altos costes energéticos, la puesta en marcha de nuevos estímulos económicos y la culminación de las infraestructuras pendientes.

Durante su intervención en el encuentro, que se ha celebrado en la Fundación Cajasol en formato presencial, el presidente de la CES, Miguel Rus, ha pedido la adopción de medidas “excepcionales y urgentes” de carácter nacional y europeo para reducir de forma directa el coste de las energías.

Atraer inversiones

También ha hecho hincapié en que “es vital proteger y desarrollar nuestra industria” y “atraer empresas que se instalen en Sevilla”. Para ello, es imprescindible generar una confianza que facilite la inversión y el desarrollo económico y social. “Es necesario agilizar la tramitación administrativa, mantener la estabilidad jurídica, política y económica, y reducir la presión fiscal que tienen nuestras empresas hasta igualarlas con las europeas”, ha dicho.

Por último, el presidente de la CES ha apuntado que en este año 2022, cuando se cumplen 30 años de la Exposición Universal, “que nos puso en la vanguardia mundial, tenemos que reivindicar los proyectos que se han quedado en el cajón y que son necesarios para una Sevilla con futuro: como el cierre definitivo de la SE-40, la conexión de Santa Justa-Aeropuerto o la red completa de Metro”.