Expertos advierten de que “solo un 9% de las empresas accede a estos planes europeos” en una charla organizada por la asociación y la entidad financiera

Banco Santander y KPMG han lanzado un mensaje de optimismo a las empresas andaluzas ante la llegada de un importante volumen económico procedente de la Unión Europea. Para el conjunto de los estados miembros, hay previsto un total de 1,8 billones de euros, de los cuales 750.000 millones se corresponden a los Next Generation y el resto al Marco Financiero Plurianual.

No obstante, Fernando Casas, socio de KPMG, ha advertido de las dificultades existentes para acceder a este tipo de incentivos, un problema existente desde hace años. “Solo un 9% de las empresas accede a estos Planes Europeos y de ellas, el 80% son siempre las mismas, porcentajes que sería importante ampliar”, ha explicado durante una jornada sobre los Next Generation, organizada en Sevilla por la entidad financiera y ProSevillaPort (Asociación para la Promoción del Puerto de Sevilla), ante un centenar de empresarios. En el acto también han intervenido el presidente de la Autoridad Portuaria, Rafael Carmona; el secretario general de Hacienda de la Junta de Andalucía, Ignacio Méndez; el director territorial del Banco Santander en Andalucía, Manuel de la Cruz; y el presidente de ProSevillaPort, Augusto Jannone.

Casas ha recalcado que los dos principales problemas a los que se enfrentan las compañías para poder participar de estos incentivos son, por un lado, el desconocimiento generalizado que existe sobre las propias ayudas y, por otro, la complejidad de los trámites que hay que afrontar no solo para solicitarlas, sino para todo el proceso posterior de justificación.

Ante esta situación, el director territorial del Santander en Andalucía, Manuel de la Cruz, ha destacado que su entidad y KPMG, junto a LocalEurope, se han aliado para ofrecer un servicio que permitirá a sus clientes a través de una plataforma acceder a la información e identificación de programas de ayudas de fondos europeos más adecuados a su perfil, así como un asesoramiento personalizado en la tramitación y presentación de solicitudes de ayudas públicas, reiterando el objetivo declarado del banco de “contribuir al progreso de las personas y de las sociedades en las que se integra, con un apoyo permanente a las empresas, como motores del crecimiento económico”.

Entre los fondos más destacados que Bruselas ha puesto sobre la mesa, destacan los incentivos regionales; las líneas CDTI; las iniciativas de autoconsumo y almacenamiento energético; los programas H2; y el Kit Digital.

Obstáculos

Por su lado, el secretario general de Hacienda de la Junta de Andalucía, Ignacio Méndez, ha recalcado igualmente la “mareante cifra económica que la UE está manejando en ayudas públicas -cuatro o cinco veces superior al Plan Marshall posterior a la Segunda Guerra Mundial-, pero ha lamentado que el plazo de ejecución es muy “corto”, al igual que la falta de concreción sobre ciertas cuestiones.

A modo de ejemplo, ha mencionado que se están planteando proyectos tomando como referencia los precios de 2018 -cuando ahora estamos con una inflación que roza el 10%- o las dudas en torno al IVA, “dado que hay entidades, como las administraciones públicas, que no pueden desgravárselo”.

El responsable de la Junta ha terminado su intervención señalando que el Gobierno central no ha contado con la opinión de las comunidades autónomas para la elaboración de los PERTEs (Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica), pese a que, dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, son los instrumentos más ambiciosos para afrontar la transformación de la economía española. “En el caso de Andalucía, ni siquiera nos han consultado para el PERTE agroalimentario o el aeronáutico, pese a que somos una región líder en ambos campos”.

Por su parte, el presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Rafael Carmona, también ha subrayado la importancia de estos programas, así como de otros incentivos de carácter autonómico. En este sentido, sobre el Puerto de Sevilla, lanzó un mensaje de optimismo al asegurar que, pese a la existencia de graves problemas como la guerra en Ucrania o la sequía, se están buscando soluciones y alternativas “para que las empresas se vean afectadas en la menor medida posible y podamos salir airosos de esta situación”.

Precisamente, con respecto a este último asunto, el presidente de ProSevillaPort, Augusto Jannone, ha aplaudido “el magnífico trabajo y el gran esfuerzo que están llevando a cabo las compañías de Sevilla para seguir creando riqueza y empleo”, al tiempo que ha pedido a las administraciones públicas que apoyen al tejido empresarial. Entre las medidas solicitadas, ha destacado el reconocimiento de la “singularidad” del Puerto de Sevilla, al ser el único marítimo de interior, “lo que redundaría en una mejora significativa de su insuficiente financiación actual”.